Las Misiones Pedagógica de ultramar

Las Misiones Pedagógica de ultramar

Tras la guerra, el espíritu de las Misiones Pedagógicas cruzó el Atlántico para continuar recorriendo pueblos en su afán de enseñar divirtiendo. El gran artífice de que el sueño continuase fue Cristóbal Simancas, ayudante del Servicio de Cine, y salvador de la película Estampas 1932.
La brillante generación de maestros republicanos se exilió mayoritariamente a Méjico fundando numerosos colegios inspirados en la pedagogía activa. Méjico recibió exiliados, España cedió una generación de intelectuales.
volver_a_sala